si estás en paro

¿Cómo organizar tu día si estás en paro?

Si estás en paro, no se acaba el mundo

Hace unas semanas perdí mi trabajo (bueno uno de ellos). Supongo que es algo “normal” en los tiempos que corren. Y sí, cuando te comunican tu despido, así, de primeras, es impactante. Pero una vez has tenido esa conversación difícil, el mundo está abierto a tus pies, y ahora sí, tú y solo tú decides cual es el siguiente paso. Si estás en paro, tu eres del dueño y señor de tu tiempo y tus decisiones.

Lo primero que tienes que analizar si estás en paro es en qué situación estás en 3 ámbitos ámbitos:

  • Ahorros
  • Inversión
  • Salud

Y te digo estos tres ámbitos porque los ahorros te permitirán sobrevivir. La inversión te hará ganar (o perder) dinero y aumentar (o disminuir) tus ahorros. Y tu salud, bueno tu salud es lo más importante, porque determinará la energía que tienes para tener más o menos éxito en tu siguiente paso. Si estás en paro, estos son los tres pilares fundamentales.

La semana de reflexión

Para muchas personas, un despido puede ser un shock bastante fuerte. Y asimilarlo, puede costar más o menos según la persona. En mi caso, me lo tomé bien desde el primer momento porque llevo años preparado económicamente para un momento así.

Si estás en paro o bien quieres estar preparado para ello, te recomiendo que visites la sección Fucking Money de nuestro blog. Ahí te cuento como prepararte.

Aunque estaba tranquilo en el sentido del dinero, mi cabeza estaba llena de dudas en cuanto al siguiente paso. Digamos que emocionalmente, era imposible saber que iba a sentir si me despedían del trabajo.

Por ello, cuando pasó, decidí tomarme una semana de reflexión. Abrí una libreta analicé mi situación y apunté todo lo que tenía en marcha o quería empezar. Y mis primeros pasos fueron estos:

  1. Crear un presupuesto de 6 meses teniendo en cuenta mi prestación por desempleo y mis ahorros.
  2. Analizar mi salud y ver en qué podía mejorar (en todo)
  3. Decidir si quería buscar trabajo o tomar un descanso
  4. Planificar un día ideal
  5. Planificar una semana ideal

1. Crea un presupuesto de 6 meses

La primera cosa que tienes que analizar si estás en paro es tu libertad financiera. Es decir, cuántos meses podrías vivir sin trabajar con el dinero que tienes o puedes recibir. Para ello, lo primero que hice fue calcular mis gastos fijos.

Los gastos más comunes que tienes que calcular son:

  • Alquiler/hipoteca
  • Agua, electricidad y gas
  • Móvil e internet
  • Gasto mensual en alimentación
  • Pagarte a ti
  • Deudas (si tienes)

Una vez tenía claros mis gastos, analicé qué cantidad iba a recibir por mi prestación por desempleo y determiné la cantidad de ahorros que podía coger cada mes para mantener más o menos un estilo de vida decente sin pasarlo mal. Lo de pagarte a ti es el dinero que destinas a cosas que te hacen feliz o mejoran tu vida (ir al gimnasio, salir a tomar algo etcétera)

Si estás en paro, te recomiendo que hagas este ejercicio, porque aunque todos digan lo contrario. Tener claro como organizar tu dinero en una situación así, es el primer paso para estar tranquilo y con el foco puesto en lo demás. Si el dinero te quita el sueño, el tiempo que estés sin trabajar puede acabar contigo. Porque solo te va a preocupar eso. El puto dinero.

2. Analiza tu salud

Mantener una buena salud es el motor que te permitirá alcanzar tus objetivos de manera más eficiente. A menudo nos olvidamos de ella, pensamos que somos jóvenes, que el cuerpo todo lo aguanta, pero llega un punto en el que no hay retorno. Todas las decisiones con respecto a la salud que tomes hoy, tendrán consecuencias mañana.

Si estás sin trabajo, es el mejor momento para dedicarte tiempo a ti. Vale quizás pagar una cuota de gimnasio en este momento no es la mejor decisión para tu bolsillo, pero existen muchas alternativas low-cost, turnos de mañana o la que más me gusta a mi y es gratis, Youtube.

Ahora el “no tengo tiempo” no existe, y estar en paro, puede ser una ventaja para crear un buen hábito y sacar la mejor versión de ti mismo en cuanto a la salud se refiere.

Por ello, tu segundo paso debería ser mirarte al espejo y ver en que falla tu salud y cómo mejorarla. Nunca vas a tener un momento como este.

3. Decide si vas a buscar trabajo o vas a tomarte un descanso

Esta decisión es muy importante. Por ello te pido que pares un momento de enviar currículums como un puto animal y pienses qué quieres hacer.

Cuando has salido de un trabajo, sea porque te han despedido o porque te has pirado echando leches, de alguna manera estás quemado. Y esa es la razón por la que has sido despedido o has dimitido.

Enlazar un trabajo con otro (a menos que no dispongas de algo de libertad financiera) es un error. Nunca lo hacemos, pero es bueno que pares una temporada y analices qué has hecho mal o qué te ha hecho sentirte desmotivado con lo que estabas haciendo.

Austin Kleon en su libro aprende a promocionar tu trabajo, nos dice que es necesario tomarse temporadas sabáticas. El motivo es que para persistir en el empeño de lograr cosas grandes, hay veces en la que es necesario parar, analizar la situación por un tiempo y volver a arrancar.

¿Sabes qué es lo bueno de tomarse un tiempo sabático? Que no empiezas de cero. Empiezas desde la experiencia y un mayor conocimiento de ti mismo. Es algo así como empezar un libro por el capítulo 2. Pero el primero ya te lo sabes de memoria.

3. Planifica un día ideal

¿Cómo sería un día ideal para ti? Ahora ya no tienes que ir a trabajar y tienes todo el tiempo del mundo para hacer lo que te de la gana.

Estas perdido. Es normal, tu rutina se acaba de ir al carajo y no sabes en qué ocupar las horas. Por eso, tienes que planificar cómo sería un día ideal en tu vida si no tuvieras que ir a trabajar.

Como cada persona es un mundo, te voy a poner un ejemplo de lo que sería un día ideal para mi. Ojo, yo soy un friki de la productividad y ando metido en muchos líos a la vez:

7.30 Despertarse

8.00 Desayuno tranquilo

8.45 Gym

10.15 Ducha

10.30 Trabajar (en tus proyectos, en tus estudios, en lo que sea)

10.35 Hacer el trabajo importante primero

14.00 Break para comer

14.30 Power siesta de 20 minutos + 10 del perezoso

15.00 Seguir trabajando hasta acabar la to-do list

18.00 Salir a dar un paseo o quedar con alguien

19.00 Leer una hora

20.30 Cenar

21.30 Planear el día siguiente

22.30 Repasar los objetivos anuales y ver dónde estoy

22.45 Netflix

23.30 Dormir como un puto bebé

¿Lo ves? Aquí la magia ocurre cuando llenas las horas. Sin planificación, tu día será netflix, “me aburro”, “no sé que hacer”, soy un puto desgraciado etc…

Tienes que llenar todas y cada una de las horas de tu día, como cuando ibas a trabajar. El ser humano, sin rutina, es un alma en pena que vaga por este mundo.

4. Planifica tu semana ideal

Vamos a ir un paso más allá. Seamos realistas, no todos los días vas a ser mega productivo. Habrá días que te apetezca largarte, salir de casa todo el día, hacer un plan con alguien, ir a la playa, emborracharte o simplemente estar en el sofá viendo una maratón de El señor de los anillos versión extendida.

Como esto va de llenar días, no puedes dejar ni un solo día de tu gran semana vacío, por lo que te pido que para cada día respondas a estas preguntas:

  • ¿Cómo describirías tu día?
  • ¿Cómo te sientes?
  • ¿Qué haces, en qué trabajas…?
  • Tienes que ser lo más específico que puedas en describir estos puntos. Así, podrás notar la diferencia con las cosas que no estás haciendo. Pero lo más importante, con las cosas que no estás haciendo ahora.

¿Sabes por qué perdemos el tiempo? Porque hay demasiado. Pero solo es demasiado cuando no tienes claro que hacer con él. Cuando tienes una planificación militar para tus días o tus semanas, verás como el tiempo se te escapa de las manos.

Pero, ¿sabes qué es lo mejor de todo? Que ahora, tú, que sumas una nueva cifra al número de parados, eres el único dueño de tu tiempo y tus decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
invertir en criptomonedas

Las preguntas que deberías hacerte antes de invertir en criptomonedas

Siguiente artículo
tendencias monetarias-hellprendedores

Las 12 tendencias monetarias que debes conocer

Total
11
Share