Lo que te han contado es mentira, emprender es un puto infierno.
¿Hasta cuando vas a seguir haciendo lo que esperan de ti?Hellprendedores

¿Hasta cuando vas a seguir haciendo lo que esperan de ti?

Es posible estés leyendo esto en un corto lapso de tiempo que tienes entre tu trabajo o tus clases. Quizás simplemente estás en casa o muy probablemente estás leyendo esto porque empiezas a estar cansado de todo. Bueno de todo no, seguramente estás cansado de seguir en el carril lento, ese por el que todos te dicen que tienes que conducir. Pero ¿hasta cuando vas a seguir haciendo lo que esperan de ti?

A los jóvenes nos bombardean día tras día, con un sistema muy absurdo. Yo estoy harto de oírlo y seguro que tú también. En boca de todos siempre está el “ Estudia una carrera, termínala, busca trabajo, hazte un colchón de pasta por si las moscas, cómprate una casa, cásate, trabaja, trabaja trabaja, hasta morir sin saber qué has vivido. Vamos, una carrera de ratas en la que solo nos enseñan a ser un producto más de la maquinaria capitalista.

La conclusión a todo esto es bastante simple, y es que vivimos en un mundo donde se nos enseña que es más importante hacer dinero para pagar facturas, que hacernos personas. Esto ya se ha quedado un poco antiguo ¿no crees? Las nuevas generaciones necesitan ser educadas, pero lo que no se puede permitir es que confundamos nuestra carrera con nuestra vida, porque si hacemos esto acabaremos con un corazón totalmente infeliz, existiendo y no viviendo.

¿Hasta cuando vas a seguir haciendo lo que esperan de ti? ¿Qué hay de viajar, conocer mundo, de ese sueño que tienes de ganarte la vida haciendo lo que de verdad quieres?

Un sabio decía que si trabajas en lo que amas, no trabajarás ni un solo día de tu vida. Sé que no es fácil, porque todos sabemos que necesitamos pasta para vivir. Y, a veces tenemos que tragarnos nuestro propio veneno en un curro de mierda donde el único momento bueno, es el momento en el que entra la nómina. Una nómina para pagar todo y crear nada.

Los sueños son para los valientes, de nada te sirve quedarte llorando en casa porque no estás haciendo algo que te apasione. Sal a la calle, insiste, pégate un barrigazo, pero levántate, porque la vida no es para llegar bonito y perfecto al último suspiro, la vida es para llegar magullado y lleno de cicatrices, pero con la satisfacción de haber disfrutado del viaje.

Muchos de nosotros somos jóvenes. A menudo vamos a sentir ansiedad al encontrar que nuestras ambiciones son truncadas momentáneamente. Bloqueadas, frustradas y realizadas por aquellos que tienen más suerte que tú, o que tenían todas las puertas abiertas por que sus padres eran personas influyentes y tenían dinero.

Vas a ver que, la facilidad en la vida, es un derecho por nacimiento para algunos. En cambio, para ti, es un camino difícil, pero no imposible. No puedes permitir que esas personas te hagan sentir fuera de lugar, ni que te hagan creer que jamás lo conseguirás. Porque tienes que perseguir tu camino y darte cuenta que la vida dura un suspiro. ¿Hasta cuando vas a seguir haciendo lo que esperan de ti?

Todos tenemos algo por lo que destacar, y hay que sacarle el máximo provecho. No hay que preocuparse por fracasar, cada uno debe construir su propio destino, porque si tienes la más mínima idea de lo que quieres hacer con tu futuro, debes perseguirlo como una obsesión enfermiza. Ya sea la música, el arte, una carrera universitaria o ese negocio soñado. Hay que perseguir el objetivo sin dejar que nada se interponga en tú camino. Somos jóvenes, podemos dormir poco, comer mal, y aún así vernos bien y tener energía.

Todos nuestros ídolos y modelos a seguir trabajan, trabajan y trabajan, la mayoría de ellos no lo tuvieron fácil, pero si ellos lo consiguieron ¿ Por qué tu no?

Sabemos que vivimos en tiempos difíciles, nos enfrentamos a una crisis económica mundial, pero ¿Qué importa?¿Cúantas nos hemos comido ya? ¿Sigues vivo no? Con esta situación es fácil perder los estándares morales, la decencia o el civismo, estar totalmente desesperado y no mostrar lo mejor de cada uno. Pero nunca debemos rebajarnos a ser alguien que no nos guste, nunca.

Ahora es el momento para convertirnos en héroes, para cambiar el mundo. Nuestras debilidades son lo que traen los problemas al mundo, sí, hablo de la ignorancia, de los prejuicios, la crueldad.. Esto es lo que nos mantiene encadenados al suelo sin poder levantarnos.

Debemos ser fuertes, no debemos rebajarnos a nada, es así como lideraremos el futuro manteniendo la libertad del ser humano. Cuando veamos y entendamos lo que es la desesperación y la ignorancia, lo que debemos hacer es luchar en contra, porque nosotros no queremos ser así. Lo que queremos es ser aquellos que ayuden a los demás a salir de ahí y hoy, no mañana si no hoy, es el momento de cambiar el mundo. ¿Hasta cuando vas a seguir haciendo lo que esperan de ti?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
el sistema de productividad que salva vidas-hellprendedores

El sistema de productividad que salva vidas

Siguiente artículo
crea un equipo mafioso-hellprendedores

Crea un equipo mafioso

Total
4
Share