Lo que te han contado es mentira, emprender es un puto infierno.
Elon Musk-Hellprendedores

El método para emprender de Elon Musk

Elon Musk se ha convertido en las últimas semanas en el segundo hombre más rico sobre la faz de la tierra. Y creo que a nadie debería sorprenderle, pues su historial de emprendimientos es espectacular:

  • 1995 ZIP2
  • 1999 X.COM
  • 2000 PayPal
  • 2001 SpaceX
  • 2003 Tesla
  • 2006 SolarCity
  • 2013 Hyperloop
  • 2015 OpenAI
  • 2016 Neuralink
  • 2016 The Boring Company

No es de extrañar que el señor Musk tenga éxito, pues lleva más de dos décadas con el foco puesto en emprender. Pero ¿Cúal es su secreto para la innovación?

La respuesta es, el pensamiento de los principios fundamentales.

A pesar del éxito de Elon en su aplicación, esto no se lo ha inventado él. El pensamiento de los principios fundamentales, o también llamado, el razonamiento de los principios, es una de las estrategias más eficaces para solucionar problemas difíciles y generar solucines únicas y originales.

Este método de emprendimiento lleva utilizándose siglos por más de un personaje famoso, entre ellos Gutenberg (inventor de la imprenta), o incluso más atrás en la historia, Aristóteles. Pero pocos han hecho suya esta filosofía como Elon Musk.

Elon Musk se obsesionó con la idea de enviar un cohete a Marte, lo que desencadenaría la creación de SpaceX en 2001. El gran problema lo que se encontró, después de visitar a varios fabricantes aeroespaciales, es que comprar un cohete era carísimo. Unos 65 millones de dólares. Esto hizo que Musk, repensara si su idea seguía siendo viable. ¿Se detuvo? Para nada.

Elon Musk en una entrevista dijo que él, aborda los problemas desde una perspectiva física por lo que pensó: ¿De qué esta hecho un cohete? La respuesta según el pensamiento de los principios fundamentales era: Aluminio, titanio, cobre y fibra de carbono.

Entonces se preguntó: ¿Cúal es el valor de esos materiales en el mercado? La respuesta fue que el coste de la materia prima necesaria para construir un cohete estaba en torno al 2% del precio de un cohete. Por lo que, en lugar de comprar un cohete, Elon Musk decidió crear su propia compañía, comprar los materiales a bajo precio y construir los cohetes. Así nació SpaceX.

¿Por qué ha tenido éxito Elon Musk con SpaceX?

En cuestión de unos años, SpaceX ha reducido el coste de lanzar un cohete al espacio en casi 10 veces obteniendo beneficios con ello. Este es un ejemplo perfecto de como Elon Musk, utiliza el pensamiento de los principios fundamentales para desglosar una situación en sus principios primarios y así crear una solución rentable a la industria aeroespacial, creando una solución más eficaz de la que existía y a un precio más bajo.

En resumen, el pensamiento de los principios fundamentales, es un acto de dividir un problema hasta sus partes más fundamentales, las cuales sabes que son verdaderas, y empezar a innovar desde ahí.

Vale pero ¿cómo funciona esta movida?

Un principio fundamental es una suposición básica que no se puede deducir más. En palabras de Aristóteles, el principio fundamental es “la primera base a partir de la cual se conoce una cosa”.

Se trata de pensar como un científico. Los científicos no asumen nada. Siempre se preguntan ¿De qué estamos absolutamente seguros que es verdad?

El pensamiento de los principios fundamentales requiere que profundices en algo hasta que te quedas solo con sus verdades más fundamentales. Pero tampoco hace falta volverse loco, simplemente tienes que simplificar un problema uno o dos niveles más profundo que la mayoría de la gente. Pongamos un ejemplo.

John Boyd, un famoso piloto de caza y estratega militar, hizo el siguiente experimento. Imagina que tienes tres cosas:

  • Una lancha a motor con un esquiador detrás
  • Un tanque
  • Una bicicleta

Ahora divide estas tres cosas a sus partes individuales:

  • Lancha a motor: Motor, casco del barco y un par de esquís
  • Tanque: Cadenas de metal, blindaje de acero y un arma
  • Bicicleta: Manillar, ruedas, engranajes y un asiento

¿Qué podrías crear a partir de todo esto?

Una opción es hacer una moto de nieve combinando el manillar y el asiento de la bicicleta, con las cadenas de metal del tanque y el motor y los esquís del barco.

Esto sería el proceso del pensamiento de los principios fundamentales en pocas palabras. Se trata de descomponer algo en sus piezas centrales y volver a unirlas de una manera más efectiva. Deconstruir para volver a construir.

Este ejemplo también nos enseña otra realidad: La combinación de ideas de campos que no están relacionados.

Un tanque y una bicicleta no tienen nada que ver, pero pueden combinarse para innovar creando una moto de nieve.

La mayoría de las ideas innovadoras de la historia, son el resultado de reducir cosas a sus principios fundamentales y luego sustituir sus piezas clave por una solución más eficaz. Esto nos enseña que la mejor solución no se encuentra donde todo el mundo ya está mirando.

Así, el pensamiento de los principios fundamentales, nos permite combinar información de diferentes campos para crear nuevas innovaciones. Pues una vez que tienes la base, puedes crear un plan para mejorar cada pieza por separado.

Si quieres mejorar un proceso o creencia existente, la mejora continua es una gran opción. Si quieres aprender a pensar por ti mismo, razonar desde los primeros principios es una de las mejores maneras de hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
ser un líder-hellprendedores

La paradoja

Siguiente artículo
Cómo ser el mejor CEO-Hellprendedores

El ejecutivo al minuto

Total
12
Share