establecer objetivos-hellprendedores

El método pro para establecer objetivos en tu negocio

Todos tenemos grandes sueños. Pero las personas que son emprendedoras, tienen sueños aún más grandes. ¿Es malo? Para nada. Es estupendo. Tener sueños significa que no te conformas con la realidad del mundo y que tienes grandes dosis de esperanza para el futuro. Mi padre solía decirme que tienes que apuntar alto, ya que, la trayectoria de las balas, suele ser parabólica, y el tiro se desvía un poco hacia abajo. Pero antes de apuntar alto, tienes que establecer objetivos.

Pero ¿Cual es el error en el que caen la mayoría de emprendedores que empiezan? Pues la respuesta es que sueñan mucho y no hacen nada el respecto. Por eso la mayoría de startups fracasan.

Para cumplir los grandes objetivos, tienes que tener la intención de dirigir tu negocio en la dirección que tienes en mente. Es decir, tienes que establecer objetivos como un profesional. Pero ¿cómo lo hacen los profesionales?

Estableciendo su visión para su negocio.

Si no tienes una visión, acabaras estableciendo objetivos superficiales que no te llevarán a nada. Este es tu primer paso. Tienes que hacer una declaración de visión. Y ahora me dirás, estoy perdido, ¿que narices es una declaración de visión? Pues te lo cuento.

La declaración de visión

¿Qué es una declaración de visión?

La declaración de visión, es la definición de la dirección de tu negocio. Llámalo como quieras, un propósito, un mantra o un objetivo. Pero tienes que averiguar dónde quieres llegar, hacia dónde se dirige tu negocio para poder llevarlo ahí. Sin un destino, no puedes tener dirección.

Por lo tanto tu declaración de visión responde a la pregunta ¿A dónde va tu negocio? Se trata de que averigües qué historia quieres compartir. La historia de tu proyecto, por qué trabajas y a dónde quieres llevarlo.

Te pongo varios ejemplos:

  • Google: Proporcionar acceso a la información del mundo en un solo click
  • Apple: Hacer excelentes productos y poner el foco en la innovación
  • Ikea: Mejorar la vida diaria de muchas personas
  • McDonald’s: Ir hacia un crecimiento rentable y mejorar para servir comida deliciosa a mas clientes, cada día y en todo el mundo

¿Por qué necesitas una declaración de visión?

Tener una declaración de visión te dará una dirección y un propósito claros. Y estas son las ventajas:

  • Poner el foco: Cuando pones el foco en algo, harás que avance. Una declaración de visión definirá lo que significa “ganar” en tu negocio y te ayudará a avanzar hacia ese objetivo
  • Tener más energía: Cumplir tu declaración de visión te recordará que estás marcando la diferencia en el mundo. Esa chispa te mantendrá activo en los días más difíciles
  • Dejar claros los límites: Tener una declaración de visión evitará que malgastes tiempo, energía y dinero en las cosas que no harán que tu negocio se mueva en la dirección correcta.

¿Cómo escribir una declaración de visión en 3 pasos?

Tienes que ser específico y realista. Sobretodo realista. Cuanto más lo seas, más fácil te será crear una estrategia y establecer pequeños hitos que te harán llegar a tu sueño. Aquí tienes los tres pasos:

  1. Empieza por tu sueño: Pregúntate ¿Cómo va a cambiar el mundo gracias a mi negocio? ¿Qué quiero conseguir? Concéntrate en hacia dónde quieres llevar tu negocio y por qué.
  2. Establece un objetivo medible: Basándote en tu sueño, debes establecer un objetivo a 3-5 años vista que puedas cumplir entre un 50% y un 70%. Es tu gran apuesta. Tienes que establecerlo en función de la capacidad que tú y tu equipo tenéis para conseguirlo en términos de motivación, inteligencia y rendimiento.
  3. Elige la métrica correcta: Métete esto en la cabeza: Lo que se mide se hace. Si no mides resultados, no podrás avanzar. Pero asegúrate que lo que mides está conectado con tu sueño.

¿Ya tienes tu visión? Ahora toca arremangarse y atarse las botas.

Los 7 pasos del método pro para establecer objetivos

1. Establece prioridades

¿Sabes cual es el mayor problema de los CEOs de las empresas que empiezan? Que tienen un millón de cosas que hacer.

Es importante que establezcas prioridades. No es malo renunciar a un poco de progreso a cambio de organización. Créeme, lo agradecerás en el futuro, lo de morir de éxito es real.

Una gran herramienta para esto es el análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). Con ella podrás identificar en qué necesitas poner el foco ahora mismo para acercarte a tu visión.

Tienes que establecer objetivos en cuanto al tiempo y los recursos que tienes disponibles, así podrás enfocarte primero y luego abordar todo lo que tienes que hacer.

2. Define lo que quieres lograr

Las metas sin trabajo no son objetivos, es soñar sobre castillos en el aire. Tienes que ser muy específico con lo que quieres lograr. Debes establecer objetivos y definir qué son y que acciones necesitas para llevarlo a cabo.

Tienes que definir tu gran objetivo desglosándolo en las acciones que necesitas para conseguirlo. Cada acción es un pequeño hito que te acercará a cumplir el objetivo establecido.

3. Establece un KPI para tu objetivo

¿Qué coño es un KPI? Básicamente es un indicador de rendimiento que te mide cómo tú y tu equipo estáis desarrollando el trabajo. Es una métrica que mide el progreso. En pocas palabras es eso que te dice si estas avanzando o no.

¿Por qué es necesario? Porque a medida que tu KPI mejore te vas a poner cachondo, porque indica que estás yendo en la dirección correcta y estás obteniendo resultados. El progreso medible se llama tracción, es decir, mantener el pie en el acelerador.

Realizar un seguimiento de estas métricas indicará cómo está funcionando la estrategia que has definido. Si los KPI son malos pregúntate en qué estás fallando y vuelta a empezar.

4. Establece una fecha límite

¿Te acuerdas de aquello de estudiar el día antes del examen? Esto no funciona en el mundo del emprendimiento. Además de establecer objetivos, tienes que establecer una fecha límite para cumplirlos.

Tienes que establecer un límite de tiempo lo suficientemente ajustado para que tú y tu equipo os esforcéis la máximo para conseguirlo.

5. Escríbelo

Te voy a dar un dato curioso: Las personas que escriben regularmente sus metas ganan nueve veces más durante su vida que las personas que no lo hacen.

Si quieres que tu objetivo sea una realidad, tienes que escribirlo. Un post-it en tu pantalla de ordenador, una pizarra con el objetivo escrito en mayúsculas, una cuenta atrás, lo que sea, pero escríbelo o plásmalo en algún sitio donde puedas verlo cada día. Donde todos puedan verlo.

6. Comparte las metas con tu equipo

Cuando tienes una gran visión, tienes que compartirla con tu equipo. Hay una gran frase de un proverbio chino que dice “si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos”

Tienes que tener un equipo mafioso, un equipo que se entusiasme lo mismo que tú por el proyecto. Las personas necesitan sentirse importantes y ver qué papel pueden desempeñar en ese sueño y hacerlo suyo. No tienes que atraer a las personas a los objetivos, tienes que empujarlos hacia ellos.

Si estableces objetivos que tu equipo no acepte, no estás estableciendo metas, estás estableciendo cuotas y eso solo lleva a una dirección: Al fracaso.

Tu equipo tiene que sentir que tus metas son suyas también.

7. Celebra los hitos

Cuando consigues los objetivos, tienes que celebrarlo con tu equipo. Tienes que parar, mirar alrededor, ver lo que has conseguido y celebrarlo.

Cuando celebras las victorias, envías una señal a tu cerebro y a tu gente que dice que vale la pena repetir todas las acciones y todo el sufrimiento en el futuro.

Establecer objetivos quizás es la parte más difícil pero a la vez la más fundamental para tener éxito en cualquier cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
ahorrar dinero-hellprendedores

13 tips para ahorrar dinero sin morir en el intento

Siguiente artículo
invertir en criptomonedas

Las plataformas más seguras para invertir en criptomonedas

Total
0
Share