Lo que te han contado es mentira, emprender es un puto infierno.
dinero post-pandemia-hellprendedores

Las trampas del dinero post-pandemia en las que no debes caer

Ahora mismo nos encontramos en un escenario post-pandemia bastante feo. Un porcentaje muy alto de paro, reducción de derechos y libertades, no hay dinero, y algunos hace meses que solo vemos a nuestra familia por videollamada. Vamos, que el mundo se ha ido literalmente a tomar por el culo. Seguro que te has dado cuenta, que tanto internet como la televisión se ha llenado de “espabilaos” que lo único que quieren es intentar llenar sus bolsillos con el poco dinero que te queda. Ofertas especiales, un millón de cursos online, préstamos rápidos.. Todos son una trampa. Estas son las trampas del dinero post-pandemia en las que no debes caer:

  1. Tutoriales para ganar dinero rápido por internet

Cada vez que llega una recesión las principales redes sociales se llenan de anuncios de falsos gurús con eslóganes como: “Gana dinero por internet”. “Consigue más clientes con este curso”. “El mes pasado gane 10.000 euros con dropshiping accede a mi seminario gratis y te enseño cómo”. Hasta aquí todo es lícito pero la realidad es otra.

Estas personas son “aguilillas” que no saben o saben muy poco sobre un tema en concreto y tienen los cojones de vender cursos a la gente. La verdad su funnel de ventas es espectacular. Te aparece algún personaje con ropa de marca, un coche caro o alguno que va de humilde y hace vídeos cutres porque no sabe hacerlo mejor. Te dan una fecha para que te apuntes a un seminario gratis en el que te “regalan” dos o tres vídeos en el que solo repiten las frases de “Padre rico, Padre pobre” de Robert Kiyosaki o de “Piense y hágase rico” de Napoleon Hill. Si no los has leído te los recomiendo, pero solo como punto de partida.

Con ello intentan motivarte a cambiar de vida, a trabajar desde donde quieras y un largo etcétera de frases motivacionales de estos libros. Lo sé, a todos nos ponen cachondos la primera vez que las escuchamos o las leemos. ¡Gana 4.000 euros al mes con ingresos pasivos! ¡Elimina tu deuda! ¡Cambia tu vida! y la gran ¡Consigue tu libertad financiera!

Total, que ves los vídeos gratis en los que no te han enseñado nada y ¡Sorpresa! para acceder al “curso” hay que pagar. Los he visto de todos los colores desde 99,99 euros hasta de 4.000 euros en los que lo único que te venden es humo. Esta gente tiene unas audiencias muy específicas de gente desesperada y de clase social baja o media baja a los que intentan hacer pagar por sus cursos con el poco dinero que les queda. O utilizando su tarjeta de crédito aumentando aún más la deuda que ya tenían y hundiéndolos todavía más.

No digo que todos los cursos online sean malos, a mi me encantan, pero huye de este tipo de gente.

2. Préstamos rápidos depredadores

Los has visto en la tele, tienen frases como “300 euros sin papeleo y en 15 minutos” “El primer préstamo es gratis”. Por propia experiencia te digo que son una puta locura. Son préstamos que tienes que devolver en 30 días, y que tienen unos intereses de entre el 35% y el 300%. Están enfocados a gente desesperada que necesita dinero, y se los dan aún sabiendo que no los pueden devolver porque lo que pueden conseguir con las reclamaciones y las prórrogas de tiempo es una barbaridad. Ahí está su verdadero negocio. Además tienen contratos de préstamo abusivos totalmente contrarios a la ley y lo más fuerte es que no ves ese contrato hasta que ya te han concedido el préstamo y ya estás en sus garras. Por favor, evita todo tipo de deuda.

3. Anuncios de plataformas y falsos gurús para invertir en bolsa

Esta es la más heavy en mi opinión. Llevamos años en los que he visto y conozco gente que lo hace. Gente que sin ningún tipo de preparación se anuncia para “enseñarte” a invertir en bolsa. Lo peor de todo es que este tipo de gente trabaja en estafas piramidales en las que no ganan dinero por sus inversiones, sino por el número de víctimas que consigan que compren la plataforma de inversión o que metan dinero en ella. Para ello, van a intentar engañarte con sus coches alquilados, su ropa de marca o sus conferencias y sus vídeos en las redes sociales.

No caigas, son unos putos pringados que no saben nada de los mercados y la vida algún día los va a poner en su sitio. Esto es como el obrero que se hizo rico en el boom inmobiliario y ahora ha perdido la casa el coche y todo su patrimonio. Y si no, tiempo al tiempo.

Por otro lado están las plataformas de inversión. No considero que estén mal, pero anuncian la inversión en bolsa como si fuera un juego de niños donde puedes “copiar” las estrategias de otros profesionales. Te diré algo, estos profesionales no existen, son fake. Además su política de ingresos establece que como mínimo tienes que invertir de 100 a 400 euros para empezar y esto es una basura ya que en el remoto caso que algo te salga bien, ganarás como mucho 10 o 20 euros por operación, no más.

Invertir en bolsa requiere preparación y un conocimiento muy exhaustivo de los mercados, todo lo demás es lo mismo que jugar a la ruleta en un casino, te puede salir bien o te puede salir mal.

4. Esperar a qué el Gobierno venga a salvarte el culo

No me gusta entrar en política pero esto tengo que decírtelo. Nadie va a venir a salvarte, los gobiernos están hasta arriba de deuda pública en casi todos los países, eso quiere decir que no tienen liquidez, todo es dinero prestado y para darte una ayuda te van a poner un muro burocrático el cual muy pocos van a conseguir escalar.

No esperes esta ayuda para organizar tus finanzas, es el último recurso en caso de que todo falle. Pero en caso de querer acudir a esa ayuda prepárate a pelearte con la Administración Pública. Porque habrá gente que la reciba, pero otra mucha no. Esto no te hará perder dinero, pero hará que tu desesperación sea aún más grande todavía.

A muchos esta situación nos ha pillado desprevenidos, pero debes aprender a gestionar tu dinero de cara al futuro, ya que, si viene otra crisis, estarás preparado. Si no lo haces y te pones hasta el culo de deuda para llevar ese falso tren de vida que enseñas en instagram, cuando caigas será tu culpa y solo tuya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
emprender-hellprendedores

Las 6 preguntas que deberías hacerte antes de emprender

Siguiente artículo
trabajo de mierda

¿Por qué deberías aceptar un trabajo de mierda?

Total
17
Share