Lo que te han contado es mentira, emprender es un puto infierno.
echar una bronca-hellprendedores

El método pro para echar una bronca

Echar una bronca eterna solo consigue poner a tu equipo en tu contra

¿A quién no le han echado una bronca en el trabajo? Por muy bueno que seas, por mucho esfuerzo que le pongas, algún día te vas a equivocar en algo. Y te aseguro que más tarde o más temprano, tu jefe se va a enterar de ello. Y por supuesto te va echar una bronca de cojones.

Hay dos tipos de jefes, los que ejercen su poder y los que ejercen su autoridad. Los primeros no inspiran. Simplemente utilizan su capacidad de forzar o coaccionar a alguien para que, aunque este prefiera no hacerlo, haga su voluntad debido a su posición de poder o fuerza. Son esa clase de tipejo despreciable al que no quieres ver ni oír porque sabes que cada palabra que sale de su boca es pura mierda. No solo eso, sino que es tal el volumen de desprecio, que en lugar de esforzarte por hacer las cosas bien, acabas esforzándote por no cagarla, ¿ves la diferencia?

Por otro lado, los que ejercen su autoridad son verdaderos artistas de de conseguir que los demás hagan voluntariamente lo que ellos quieren. Simplemente ejerciendo su influencia personal. Estos tipos, son maestros de darte una lección de vida mientras te están diciendo la pedazo de cagada que has hecho.

Hace un tiempo tuve un jefe que solo echaba broncas de un minuto. Tal cual, entrabas y salías de su despacho tan rápido como sale un café de la máquina. No se iba por las ramas, ni abría el cajón de mierda como hacen la mayoría de jefes, te decía exactamente lo que habías hecho mal y te expresaba claramente su decepción. No subía el tono, no era despectivo, simplemente te transmitía sus sentimientos de frustración. Seguidos de un profundo silencio que parecía durar horas, donde podías sentir la tristeza que le había ocasionado tu error. Esta primera parte solo duraba 30 segundos.

Luego se acercaba a ti y ya fuera con un mano en tu hombro o un apretón de manos te hacía sentir que estaba a tu lado. Te transmitía lo mucho que te apreciaba como trabajador, pero que esa vez no habías hecho un buen trabajo. Y se acabó, a seguir trabajando. Y nunca jamás se volvía a hablar del error. Un verdadero líder sabe que un error y su posterior reprimenda es la mejor inversión para que un trabajador no vuelva a repetirlo.

El fundador de IBM Thomas J. Watson dijo una vez, “Hace poco me preguntaron si iba a despedir a un trabajador que había cometido un error que le había costado a la empresa 600.000 dólares. No, respondí, me acabo de gastar 600.000 dolares en formarle”.

La verdad es que nunca he tenido un jefe así, lo que te he transmitido es una de las mejores lecciones del libro El ejecutivo al minuto de Kenneth Blanchard y Spencer Johnson. Por lo que si estás en el club de los que tienen la difícil tarea de liderar personas, te recomiendo que sigas sus pasos.

Ahora bien, si tienes un jefe cabrón regálale el libro, te aseguro que va a ser la mejor inversión de tu vida. Y si eres tú el jefe, más te vale leerlo si no quieres ser otro tirano más. Echar una bronca es todo un arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
los estudios no te aseguran el futuro-hellprendedores

Los estudios no te aseguran el futuro

Siguiente artículo
ser un líder-hellprendedores

La paradoja

Total
0
Share